miércoles, 13 de marzo de 2013

Ya tocaba...



Cuando regreses vas a tener que quererme mucho, por el tiempo que yo te estoy queriendo. Habrá que acercar distancias y no sólo físicas. Tendremos que reconciliarnos con quienes fuimos y quienes somos ahora.
Porque la primera vez que nos vimos, éramos apenas unos chicos dispuestos a pasarlo bien. Y nunca fui consciente de cómo eso iba a marcar lo que vendría después.
Tendremos que mirarnos a los ojos, besarnos con ternura y algún “te quiero” tendrá que ser pronunciado. No porque sea obligatorio todo esto sino porque es necesario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario